ALDEAS INFANTILES SOS DE CURICÓ

28 años entregando amor y esperanza a los niños de la Región del Maule
Fecha Fundación 22 de junio de 1997 (En presencia de Helmut Kutin)
Ubicación Calle Río Elqui #1185, Curicó.
Total niños, niñas y adolescentes acogidos 40

Fue inaugurada 22 de junio de 1997 en presencia del Presidente Internacional de Aldeas Infantiles SOS, Helmut Kutin. Considerado como uno de los mayores expertos en la situación de la infancia a nivel mundial, la vida y experiencia de Helmut Kutin nace en la Aldea de Imst (Austria) donde se crio de niño. Esta Aldea SOS cuenta con una población actual de 40 niños, niñas y adolescentes y un total de 5 familias (casas) SOS.
En cuanto al número de revinculaciones familiares, son 11 los niños, niñas y adolescentes egresados en reintegración familiar y 8 niños y niñas en proceso de pre egreso con su familia a diciembre de 2014.
Sobre los logros de ese mismo, esta Aldea lideró el ranking de egresos 100% exitosos de niños y niñas que fueron reintegrados a sus familias biológicas, siendo reconocidos por los Tribunales de Familia y Sename. Asimismo, dos niñas fueron adoptadas, una de ellas vive en Italia y la segunda en Chile.
Por otra parte, se gestiona convenio con la Universidad del Desarrollo, quienes ofrecen la posibilidad de trabajar el Arte terapia. A través de esta experiencia los niños y niñas, pudieron desarrollar habilidades sociales como la comunicación, expresión de sentimientos, colaboración mutua y trabajo en equipo.
Se contó con el apoyo profesional en práctica de psicopedagogía, quienes facilitaron el proceso escolar de los niños y niñas, así como también alumnos de trabajo social y psicología que hicieron un trabajo destacado en esta línea. Y además, se continúa recibiendo de manera constante el apoyo de la Empresa de alimentos Pastas Suazo, quienes mes a mes nos colaboraron con sus productos.
A continuación te presentamos la historia de Joaquín, un niño de Aldeas Infantiles SOS que encontró un nuevo hogar junto a su padre, quien pensaba que su hijo había muerto en un incendio años atrás.

Una oportunidad para vivir en familia 


Joaquín de Aldeas Infantiles SOS Curicó

Joaquín es un niño de 13 años que ingresa a Aldeas Infantiles SOS de Curicó en junio de 2012, junto a su hermano, producto de negligencia parental por parte de su madre y abuelos maternos, quienes padecen de consumo problemático de alcohol.
Su madre durante años intentó tratar su adicción, estando incluso interna en el Centro de Rehabilitación  Dianova  en la comuna de Romeral, hasta que al pasar 3 meses se fugó, recayendo nuevamente en el consumo.
Ante dicho panorama, la organización decide intentar la búsqueda de su  padre biológico  Camilo, teniendo como único antecedente que residía en la ciudad de Rancagua. Apenas fue contactado este padre manifestó que creía a su hijo fallecido, tras un voraz incendio sufrido en la vivienda de su madre. En ese entonces, parientes le dieron la triste noticia que su hijo había perdido a vida por la brutalidad de las llamas. 
Camilo reside junto a su pareja y un hermano de Joaquín, un adolescente de 14 años,  quienes apenas supieron de él, emocionados lo único que querían era reencontrarse. Se estableció un régimen comunicacional donde cada quince días Camilo viajaba a la Aldea para visitar a su hijo. También se vinculó positivamente con su hermano y la pareja de su padre.
Luego, se dio paso a salidas en  vacaciones de invierno y de fiestas patrias al domicilio de Rancagua, hasta que el niño egresa definitivamente a fines de noviembre de 2014. Actualmente el niño reside junto a su padre, la pareja de este y su hermano en la ciudad de Rancagua, donde se le ha brindado protección, cariño y afecto. Brandon asiste a la iglesia evangélica, participa en el grupo de jóvenes donde aprende a tocar guitarra y además aprende lecturas bíblicas.
*Los nombres de quienes protagonizan esta historia fueron cambiados para resguardar su identidad y respetar su derecho a la privacidad.