ALDEAS INFANTILES SOS DE MADRESELVAS

46 años entregando amor a los niños de Chile
Fecha Fundación 11 de octubre de 1969
Ubicación Calle Ramón Cruz #3300, Macul, Santiago
Total niños, niñas y adolescentes acogidos 60

Inaugurada oficialmente el 11 de octubre de 1969, Aldeas Infantiles de Madreselvas, lleva 46 años acogiendo a niños, niñas y adolescentes de Santiago y sus alrededores. Esta Aldea SOS cuenta con una población actual de 60 niños, niñas y adolescentes y un total de 8 familias (casas) SOS.
En cuanto al número de revinculaciones familiares, 24 niños, niñas y adolescentes han sido egresados de Aldeas en reintegración familiar. Además, 8 niños y niñas estaban en proceso de pre-egreso con su familia en diciembre de 2014.
Sobre los logros de 2014, se firmó un convenio con la Universidad Central, específicamente con la facultad de periodismo y comunicaciones, esta alianza contemplaba trabajar con 20 adolescentes y niños para prepararlos en habilidades comunicacionales y de expresión. Realizaron entrevistas frente a las cámaras de televisión, conocieron un set de grabación, los maquillaron, sin duda, una experiencia muy enriquecedora.
Asimismo, en el mes de noviembre 2014, la empresa Cultiva hizo una donación que consistió en la renovación y mantención de los juegos infantiles y el hermoseamiento de las áreas verdes. Durante un fin de semana, sus trabajadores junto a los del banco HSBC trabajaron en un voluntariado corporativo para dejar la Aldea más hermosa que nunca.
Durante el segundo semestre la empresa Sodexo fomentó la alimentación sana y saludable. Para esto se construyeron en espacios comunitarios huertos familiares donde se sembró lechugas, acelgas, tomates, coliflor, para ser mantenidos y usados por toda la comunidad.
A continuación te presentamos la historia de Marisol Soto, una mujer que perdió el cuidado de sus hijos pero la vida le dio una segunda oportunidad y ella supo aprovecharla. Hoy viven todos juntos en una linda casa que construyeron entre todos.

Una segunda oportunidad para ser madre


Una familia SOS

No para todos la vida avanza de manera fácil, para Marisol la soledad y desesperanza la llevaron a cometer descuidos que en dos instancias de su vida le significó separarse de sus 5 hijos de entre 3 y 15 años. Marisol no contó con familia ni redes de apoyo que le enseñaran conceptos básicos y elementales de la vida en familia, mucho menos a cómo ser una buena mamá.
Debido a lo anterior, incurrió en negligencias y no supo cuidar de sus hijos como era debido. Aumentando la carga para Marisol, en ese entonces, su marido no pudo apoyarla en el cuidado y mantención de los niños. Para poder conseguir dinero y alimentarlos, Marisol debía salir y dejarlos solos. Tras varias denuncias realizadas por vecinos –quiénes temían por la seguridad de los 5 hijos de Marisol- el tribunal ordenó que ingresaran al sistema de cuidado alternativo brindado por Aldeas Infantiles SOS en Santiago.
Esta situación se repitió dos veces, la primera fue en 2009 -donde durante 8 meses Marisol se vio privada de su derecho de cuidado parental-, la segunda vez que esto sucedió fue en 2012 por un período de 1 año.
La experiencia de estar sin sus hijos, la sumió en una fuerte depresión. Pero las posibilidades de Marisol para revertir esta situación no estaban cerradas. Aldeas Infantiles SOS vio en ella a una madre que a pesar de todo, estaba dispuesta a luchar por sus hijos. La organización en base a ello, trabajó intrafamiliarmente, brindando a Marisol apoyo psicológico continuo, le inculcaron las habilidades parentales necesarias para retomar la vida con sus hijos y potenciaron el fortalecimiento del núcleo familiar.
Fue así como  gracias al trabajo y la superación de Marisol, los niños egresaron de Aldeas Infantiles formalmente en 2014, con felicitaciones del tribunal por el gran cambio que logró esta madre. Hoy, ella afirma no desperdiciará esta segunda oportunidad que la vida le dio.