ALDEAS INFANTILES SOS DE PADRE LAS CASAS

La Aldea más reciente de Chile
Fecha Fundación 1 de abril de 2010 (En presencia de Helmut Kutin)
Ubicación Calle Pulmahue #1235, Padre Las Casas.
Total niños, niñas y adolescentes acogidos 40

Es la Aldea más joven de todo Chile, inaugurada el 1 de abril de 2010, en presencia del Presidente Internacional de Aldeas Infantiles SOS, Helmut Kutin, considerado como uno de los mayores expertos en la situación de la infancia a nivel mundial. La vida y experiencia de Helmut Kutin nace en la Aldea de Imst (Austria) donde se crio de niño. Esta Aldea SOS cuenta con una población actual de 40 niños, niñas y adolescentes y un total de 6 familias (casas) SOS.
En cuanto al número de revinculaciones familiares, un total de 9 niños, niñas y adolescentes egresados en reintegración familiar, mientras que 4 niños y niñas se encontraban en proceso de pre egreso con su familia a diciembre de 2014.
Con el fin de trabajar los daños sufridos por los niños y niñas antes de su ingreso a la Aldea, se contrata un profesional experto en reparación de experiencias traumáticas y conjuntamente se ha habilitado una oficina psicoterapéutica para brindar condiciones adecuada para las intervenciones.
Se destaca la participación en redes de infancia de la región, donde se logra un puesto como consejeros. Además, se participa en la construcción de una red de responsabilidad social ciudadana. Todo ello para incidir en el mejoramiento de la calidad de vida de todos los niños de la comunidad.
Asimismo, se promueve el desarrollo de talleres artísticos, deportivos y culturales. Actividad liderada por alumnos del colegio Alemán de Temuco, permitiendo a los niños, niñas y adolescentes participar semanalmente según sus intereses. Por otra parte, se firma un convenio entre Sename y otras organizaciones para la generación de un nuevo trato a la infancia de Chile.
A continuación te presentamos la historia de Mateo, quien encontró un nuevo hogar junto a su tía biológica gracias al proceso de revinculación que se llevó a cabo con ayuda de Aldeas.

La esperanza es lo último que se pierde


Please enter a caption

La historia de Mateo de hoy 14 años, comienza a cambiar cuando en el año 2009 ingresa a Aldeas Infantiles en Padre Las Casas. De la imposibilidad por parte de su familia biológica para sumir su cuidado, pasó a vivir una linda historia de revinculación familiar.
 
Durante el año 2013, Mateo de entonces 11 años, presentaba indicadores de depresión, además de ser un niño muy introvertido. Esto se debió a que tuvo que superar una nueva etapa de adaptación en la casa de jóvenes, respecto de abandonar su antigua casa, con niños más pequeños y a quien fuera su Madre SOS por casi 3 años. Tras unos meses, se adapta logrando convertirse en el “hermano menor” de esta casa con el cariño de la cuidadora y demás jóvenes (entre 13 y 15 años).
 
La dupla psicosocial de Aldeas no contenta con la situación de Mateo, escarba en las carpetas y revisa registros del niño. Tras una búsqueda incansable, encuentran una dirección de un familiar, una tía paterna que vive en Santiago. El profesional de Aldeas envía una carta solicitando establecer un contacto para entrevista con profesionales.
 
El 24 de diciembre 2013, como si de un regalo de navidad se tratase, se recibe un llamado de la tía paterna de Mateo, Adelina, en respuesta a esta carta. Adelina quiere conocer a su sobrino y hacerse cargo de él. Desde ese día, Mateo cuenta con una red familiar para comenzar a trabajar en la revinculación.
 
La experiencia resulta muy positiva pues desde un principio la tía Adelina manifiesta que desea hacerse cargo de su sobrino. Reúne además condiciones materiales y económicas para protegerlo. Durante todo el año 2014 se comienza a trabajar para que se conozcan y se fortalezcan los afectos entre Mateo y su tía. Al concluir el año Mateo está feliz y decidido a vivir junto a su tía Adelina.
 
Actualmente, Mateo vive con su tía Adelina, en Comuna de la Florida, donde convive con sus primos –Flor y Andrès los 3 se llevan estupendamente. Mateo con su tía se entiende muy fácilmente.
 
Este es un caso exitoso, generándose un egreso definitivo, lo que significa que no hay más control ni seguimiento por parte de Aldeas ya que la tía Adelina muestra una actitud impecable hacia su sobrino, la mejor disposición y condiciones y, además, Mateo se encuentra feliz y tranquilo, adaptado totalmente a su nueva vida y familia.         
                                                                                                                                           
*Los nombres de quienes protagonizan esta historia fueron cambiados para resguardar su identidad y respetar su derecho a la privacidad