27. agosto 2018 | Comunicado

Declaración Pública

El miércoles 01 de agosto recibimos una denuncia telefónica de un egresado del Programa Acogimiento Familiar de Chaimávida, Concepción, señalando que un colaborador, quien hasta esa fecha se desempeñaba como Director Interino de dicha Aldea, habría incurrido en situaciones de abusos sexuales mientras estuvo a cargo de las comunidades juveniles, en la década del 90.

Frente a esta denuncia, desde la organización expresamos nuestro completo respaldo y solidaridad a todas las eventuales víctimas, a quienes les entregaremos apoyo psicológico y todo lo necesario para reparar el daño tras las supuestas experiencias de vulneración vividas. Como organización que trabaja directamente con niños, niñas y adolescentes promoviendo su cuidado y bienestar desde hace 53 años en el país, esta situación nos consterna y nos impulsa a continuar mejorando la aplicación de nuestros protocolos de protección para evitar que hechos como estos vuelvan a suceder.

Expresamos nuestro más profundo rechazo a todo tipo de abuso y violencia en contra de los niños. Contamos con una Política de Protección Infantil y Código de Conducta, las que brindan un marco de acción para la prevención de situaciones que puedan vulnerar los derechos de los niños y niñas. Por ello, apenas tomamos conocimiento de la denuncia, separamos de sus funciones al profesional, ejecutamos las acciones judiciales correspondientes, haciendo la denuncia en la Fiscalía Regional de Biobío, informando a la Dirección del Servicio Nacional de Menores y al Director Regional de la misma entidad de la Octava Región. 

De manera paralela, activaremos un proceso de investigación interna a cargo de peritos externos, para establecer por qué los protocolos fallaron y determinar así, qué aspectos debemos mejorar, para ser más efectivos en el cuidado y en el desarrollo integral de los niños, como personas plenas de derechos. En caso de surgir nuevos antecedentes ellos serán enviados al ente fiscal.

Los niños, adolescentes y jóvenes son la razón de ser y el foco de trabajo de Aldeas Infantiles SOS Chile. Con esta acción, hoy queremos reafirmar nuestra Política de tolerancia cero ante cualquier hecho que atente contra los derechos fundamentales de los niños y niñas.

Estamos colaborando de manera estrecha y con total disposición con la justicia para el esclarecimiento de este supuesto y doloroso hecho. Llegaremos hasta las últimas consecuencias, porque nuestra prioridad siempre es y serán los niños, niñas y adolescentes que integran nuestros programas.

Aldeas Infantiles SOS de Concepción trabaja hace 53 años en la Región del Biobío, acogiendo a niños, niñas y adolescentes en situación de alta vulnerabilidad social. Trabajamos en diferentes líneas de intervención como cuidado alternativo, autonomía de los jóvenes y prevención de la pérdida del cuidado familiar. Ratificamos nuestro compromiso de promover el derecho de los niños y niñas a vivir en un entorno familiar protector y afectivo.