7. junio 2019 | JetSmart

Jóvenes vuelan con JetSmart al Campamento de Verano 2019

Con el apoyo de JetSmart, jóvenes que viven en la Aldea de Arica, pudieron participar en el “Campamento de Verano: “SOS Vida, SOS Planeta, SOS Joven, SOS Sueños”, de Aldeas Infantiles SOS Chile, una iniciativa que durante ocho días reunió a 40 adolescentes de entre 16 y 18 años que provenían de todas las Aldeas desde Arica hasta Ancud.
 
El encuentro de jóvenes y adultos se llevó a cabo en la histórica Aldea de Bulnes, programa que durante casi 50 años entregó entornos familiares y protectores a niños y familias de la Región de Ñuble y Bío Bío y abrió sus puertas a los jóvenes. Así, en un espacio de interacción, convivencia y comunidad se promovieron los sueños y el compromiso con la madre tierra. Todo bajo la premisa de la conciencia, el respeto, el cuidado y el entendimiento del ser humano como parte del planeta y de la naturaleza.
 
Así, los jóvenes pudieron elegir entre Gastronomía Consciente, Educación Ambiental, Lenguaje Audiovisual y Bio Construcción, talleres que fueron dictados durante las mañanas y parte de la tarde, para luego, en la tarde noche tener espacios de recreación, turismo y salidas culturales.
 
Cabe señalar, que en la historia de Aldeas Infantiles SOS Chile, los y las jóvenes que participaban de las diferentes Aldeas, solían reunirse en un mismo espacio durante varios días en época estival. Lo innovador de este año fue la metodología participativa y horizontal que se decidió utilizar, donde jóvenes y adultos, con una misma vestimenta y con objetivos de trabajo en común, compartieron espacios de interacción y aprendizaje mutuo. Ellos/as eligieron el taller que tomaron, definieron sus compromisos y de una forma participativa también, hicieron un análisis de lo que les gustó y que replicarían para el año siguiente.
 
Todo lo bueno termina, pero también tiene la posibilidad de continuar. En la jornada de cierre vimos rostros emocionados por la comunidad construida, nuevas amistades y maletas cargadas de fuerza con dirección a los distintos programas. Vivimos las impresiones de los jóvenes y sus ganas de volver a tener espacios de encuentro, sabiendo que hay otras personas, en otros territorios y ciudades, que también son parte de su red de apoyo.
 
En la actividad de clausura los jóvenes se tomaron la voz. Janara, participante de la Aldea de Arica, expresó “gracias por movernos a todos, soy del Norte y nunca había estado tan lejos”. Igualmente, Isaías, participante de la Aldea de Santiago señaló “me gustaría repetir esto una y mil veces más, gracias a todos los que hicieron esto posible”. Ignacio Villa, quien vive en la Aldea de Padre las Casas, recalcó la importancia de “que por una semana todos fuimos iguales, que nos permitieran compartir, es algo muy significativo para nosotros”. Finalmente, Samuel Rubio, quien también está en la de Arica, recalcó que “El Campamento de Verano nos permitió conocernos, reafirmando que debemos creer en nosotros”.
 
La satisfacción de estas 192 horas de experiencia positiva, es ver los logros y la fuerza con que se fue cada joven. Ellos y ellas nos dieron catedra de resiliencia y fuerza, durante una experiencia que finalizó en su versión 2019, pero por la que seguiremos trabajando para darle continuidad y generar nuevos espacios de participación, fomentando una cultura de cuidado en el que prevalezca el derecho a vivir en familia.


Mira el reportaje que hicieron los jóvenes AQUÍ 

También mira el Cortometraje que hicieron AQUÍ