9. julio 2019 | Programa se está modernizando

Jóvenes que viven en la de Aldeas de Chiloé organizaron su propio Comité para ejercer su derecho a participar

La Aldea de Chiloé cuenta con un comité de jóvenes donde participan 12 adolescentes quienes fueron elegidos de manera democrática, con voto secreto y en urnas por los mismos niños y la comunidad. Una actividad histórica donde no solo ejercieron su derecho a elegir, sino también participar. Como buena noticia, tres jóvenes participantes del comité postularon tres proyectos artísticos de cuentos y fotografías a la Oficina Nacional de Aldeas y ganaron un viaje al Campo de Verano de Tenerife, de Aldeas España en julio próximo. Una noticia que tiene a todo el equipo de Chiloé muy orgulloso y que ya te estaremos contando más novedades.

Sandra Bahamonde, directora Programa Aldeas Infantiles SOS Chiloé, sostiene que “trabajaron arduo los tres jóvenes y ganaron entre más de 10 proyectos a nivel nacional. Situaciones positivas como éstas se dan porque la Aldea de Ancud cuenta con equipo multidisciplinario donde están dos duplas psicosociales para atender a los 37 niños que participan del programa, también con seis cuidadoras, un psicopedagogo y médico que colabora con 10 horas mensuales para mantener los controles de salud al día, apoyar en la suministración de medicamentos y primeros auxilios. Estos profesionales trabajan con ahínco para que todos los niños y jóvenes ejerzan su derecho a vivir en familia y seguirán contribuyendo para estos objetivos”.

Cabe señalar que con el objetivo de seguir entregando una atención de calidad a los niños y jóvenes que viven en la Región de Los Lagos, está trabajando en la entrega de una atención con calidad mediante respuestas personalizadas a los 37 niños que se atienden en Ancud, a los 57 que atiende en Puerto Varas y los de todo Chile. Cerrando de paso los rumores de un posible cierre de la Aldea de Chiloé, la más austral de Chile.

Nos encontramos trabajando en la generación de estándares de modo que todos los niños y adolescentes cuenten con una atención personalizada, que garantice su desarrollo integral y la recuperación de su núcleo familiar, porque ellos tienen derecho a vivir en familia y el final feliz para la organización es cuando se logra que una familia supere sus problemas y recupere el cuidado de sus hijos e hijas.

Dentro de los cambios programáticos también se está trabajando para reducir progresivamente de aquí al 2021 la cantidad de niños y adolescentes por casa para que las cuidadoras y los equipos técnicos puedan entregar respuestas de acuerdo a la realidad de cada niño y familia. Además, las mejoras constantes de la infraestructura porque también influyen directamente en el desarrollo y la recuperación, elevar los niveles de participación de los niños, quienes tienen el derecho a ser oídos e incorporados en sus planes de desarrollo y que sus opiniones sean tomadas sean consideradas en la toma de decisiones.