Noticias de Arica a Chiloé

Conoce cómo viven los adolescentes en la Aldea de Bulnes

La cena de la Madre SOS, Marta

La estufa a leña está encendida en la Casa Jardín de la Aldea de Bulnes, y para pasar esta fría tarde la tía Marta, madre SOS de una de las siete casas, les está preparando a los niños y niñas pan amasado y sopaipillas. 
 

Mientras están los panes en el horno y las sopaipillas en el aceite bien calentito, comienzan a llegar tres de los cuatro niños que viven en esa casa. La primera en hacerlo es Andrea, la más pequeña de la casa. Entre sus manos trae un pequeño oso de peluche y entre sus dientes una tímida sonrisa. Andrea lleva muchos años viviendo en la Aldea de Bulnes y gracias al trabajo realizado por el equipo de profesionales de Aldeas, tanto con ella como con una tía paterna, es posible que pronto pueda vivir en familia otra vez. Hoy ella mantiene el mejor promedio de notas de la casa.

Casandra quiere seguir los pasos de su hermana gemela Jimena, que estudia en Chillán la carrera de ingeniería comercial. Por primera vez se tuvieron que separar para cumplir su sueño de estudiar en la universidad, pero el próximo año ambas vivirán juntas en una casa que Aldeas Infantiles les ayudará a arrendar para continuar con su educación universitaria.

Los jóvenes que deciden continuar estudios superiores, siguen contando con el apoyo de Aldeas para lograr ser independientes. “Aún no sé qué quiero estudiar, si psicología o educación parvularia”. Para seguir su buen rendimiento, Casandra es la primera en levantarse. A las 5.30 am está en pie para tomar desayuno con tiempo, arreglarse, repasar alguna materia y salir a su colegio. 

Le sigue en llegar Rafael, quien está cursando cuarto medio en el Liceo Industrial de Chillán, donde estudia la carrera técnica de mantenciones eléctricas y quiere continuar con estos estudios el otro año en un Instituto Profesional. Rafael ha trabajado mucho junto al sicólogo, trabajador social y madre SOS de la Aldea y en conjunto han potenciado y guiado las habilidades innatas que tiene para arreglar las cosas en la casa, generándole el interés por continuar estudiando y pensar en su futuro. 

Gracias a ti los niños y niñas se desarrollan en un ambiente lo más parecido a su familia y además, junto a las madres SOS y el equipo profesional se diseñan planes de trabajos individuales para que ellos vayan madurando conforme a su edad. 

  • Conoce cómo viven los adolescentes en la Aldea de Bulnes

    - La estufa a leña está encendida en la Casa Jardín de la Aldea de Bulnes, y para pasar esta fría tarde la tía Marta, madre SOS de una de las siete casas, les está preparando a los niños y niñas pan amasado y sopaipillas. Leer más