Los Hermanos Rodríguez, una recuperación de cuerpo y alma

A fines de septiembre del año pasado, tres hermanos víctimas del plomo llegaron a Aldeas Infantiles SOS de Arica. Venían con secuelas físicas, pero también con daños en su corazón. Sin embargo, el amor entregado por la organización, cambió el desenlace de esta historia.
Felicidad en Aldeas Infatiles SOS

Era un día soleado en la ciudad de la eterna primavera cuando a eso del medio día llegaron muy tímidos a la casa N° 4 Andrés, Rodrigo y Camila de 7, 9 y 12 años. Eran niños retraídos, con graves problemas de aprendizaje, producto de su alta exposición al plomo, metal tóxico presente en la zona. Tanto así que el más pequeño de ellos no sabía leer.
Luego de curar todos sus males físicos, hoy los niños han vuelto a soñar. Gracias a la intervención realizada por Aldeas Infantiles, los avances son muchos. El más pequeño –Andrés- ya junta las letras. “El otro día estábamos estudiando y logró armar el nombre de su mamá y el de su prima. Ver su carita de emoción cuando se dio cuenta de su logro fue lo más grande para mí. Camila, por ejemplo, llegó muy retraída, casi no hablaba, no tenía pretensiones propias de las niñitas de sus edad. Hoy la miro y me doy cuenta que se está convirtiendo en una señorita, se mira al espejo, ha mostrado su personalidad, se cuida a sí misma. Cada logro que ellos tienen, para mí es un tremendo avance”, relata emocionada la Tía Esther.
Los Rodríguez están en un largo camino de recuperación de cuerpo y alma. Hoy sienten que Aldeas es su hogar temporal, mientras se trabaja por revincularlos con su familia de origen, donde disfrutan de su entorno, de la gente  y hoy, desde su ternura son capaces de entregar amor y cariño sin medida. Toda la Aldea es testigo de su cambio, grandes transformaciones que son posibles gracias al enorme trabajo que realiza Aldeas Infantiles SOS, pero que sólo ocurren gracias a la ayuda que recibimos de  personas solidarias como tú. 


¡Ayúdanos a brindar contención y apoyo a más hermanos como los Rodríguez! Súmate a nuestra causa AHORA.

  • Los Hermanos Rodríguez, una recuperación de cuerpo y alma

    - A fines de septiembre del año pasado, tres hermanos víctimas del plomo llegaron a Aldeas Infantiles SOS de Arica. Venían con secuelas físicas, pero también con daños en su corazón. Sin embargo, el amor entregado por la organización, cambió el desenlace de esta historia. Leer Más...