Rodrigo primer adolescente de Aldeas Infantiles SOS en exponer ante la ONU

Rodrigo primer adolescente de Aldeas Infantiles SOS en exponer ante la ONU
Rodrigo Madrid representándo a Chile en la ONU

En medio de aplausos espontáneos y como uno de los únicos voceros de los niños, niñas y adolescentes de la región frente a las Naciones Unidas (ONU), Rodrigo Madrid Estay de 14 años, dio a conocer la opinión e inquietudes de sus pares sobre la propuesta de la agenda de desarrollo post 2015, como representante del Movimiento Mundial por la Infancia de Latinoamérica y El Caribe, del cual Aldeas Infantiles SOS Chile es parte.
Rodrigo quien actualmente se encuentra en proceso de revinculación familiar promovido por la Aldeas Infantiles SOS de Quilpué y producto de su gran resiliencia y perseverancia, fue elegido para liderar esta emocionante misión de responsabilidad durante el miércoles 25 de marzo.
Por primera vez en su vida, voló en avión para llegar a New York y conseguir que las voces de todos los niños y jóvenes sean tomadas en cuenta en los procesos de decisión. “Lo que están decidiendo aquí son cosas que los niños de hoy vamos a implementar, a sufrir y a disfrutar. Por eso nuestra opinión es importante, porque traemos una visión más humana, más simple de la vida. En el fondo pensamos cosas similares, pero nosotros enredamos menos las cosas”.
 En medio de su sólido discurso, escrito de su puño y letra, señaló: “No todo es estadísticas y números, sino también diálogo, participación y percepciones. Ahora que están hablando de medición, necesitamos se aseguren de que lo que están midiendo es la calidad de la educación y el verdadero impacto de ésta en la vida de los niños. Y que además, la erradicación de la pobreza y la desigualdad se midan a través de cómo los niños viven mejor con sus familias, sin violencia y con amor. Ustedes me dirán que es difícil medir el amor, pero no es difícil crear las condiciones que lo fomenten, para que todos los niños pueden disfrutar de él sin discriminación”.

 Este adolescente llegó hace seis años a Aldeas Infantiles SOS de Quilpué, debido a que sus padres no podían cuidarlo. Hoy gracias al proceso de revinculación familiar promovido por Aldeas Infantiles SOS y gracias al apoyo de sus socios/as, Rodrigo está muy pronto a retornar junto a su familia biológica, restituyendo así su derecho a la convivencia familiar.
Los procesos de revinculación familiar se llevan a cabo gracias a la intervención de las duplas psicosociales presentes en cada una de las Aldeas, compuesta por un trabajador social y un psicólogo quienes trabajan con las familias biológicas de los niños y niñas para que ellos recuperen cuanto antes la capacidad para volver a tener el cuidado de sus hijos, entregándoles todo el amor y protección que los niños y niñas necesitan y se merecen.
Queremos seguir encontrando más historias como la de Rodrigo, ¡Ayúdanos a seguir con nuestra obra en el país!