Ingrid Bach: “Gracias a esta jornada de Puertas Abiertas ratifico mi compromiso con los niños y niñas”

Apenas Ingrid supo que Aldeas Infantiles SOS de Puerto Varas abriría sus puertas, no dudó en asistir como socia.
Nuestra socia en Aldeas de Puerto Varas

Es madre de tres niños, dueña de casa y comparte un vínculo cercano con una madre SOS de este programa, Anita. Su hija mayor es compañera de Carlitos, uno de los niños que protege esta cuidadora.
 
“Conocer de cerca a estos niños y niñas que te entregan un amor y agradecimiento infinito, pese a que ellos y con mucho sentimiento de pena lo digo, no han recibido el cuidado y cariño que tanto necesitan, es lejos lo más lindo de instancias como éstas”.
 
 A Ingrid y a todos los visitantes de esta jornada de Puertas Abiertas en Puerto Varas no les importó la baja temperatura y la intensa lluvia persistente en el lugar para vivir de primera mano esta experiencia. Es que las condiciones climáticas no opacaban el calor y el cariño que repletaba esta Aldea para agradecer el apoyo de personas anónimas y solidarias como son nuestros socios y socias. 
 
“Quise formar parte de esta gran obra, porque fui testigo del profundo amor y cuidado que Anita dedicó a Carlitos, siempre conteniéndolo casi mejor que una mamá sanguínea. La labor de la organización es una esperanza en medio de una sociedad personalista, exitista y hasta egoísta en la que vivimos. Un acto de amor verdadero y una luz de esperanza para miles de niños y niñas que sufren, ya sea por ver vulnerados sus derechos o incluso caer en el abandono de sus familias”.
 
La jornada de “Bienvenidos  a la Aldea” para Ingrid es una manera que los socios y potenciales amigos SOS sepan lo que realmente  en Aldeas Infantiles SOS hacemos día a día por los niños, niñas y adolescentes que acoge. “Muchas personas no tiene idea si quiera qué es Aldeas, por lo tanto, iniciativas como esta son de vital importancia para transmitir y mostrar hacia afuera su labor”.
 
Tras lo vivido, Ingrid está convencida de que todo el equipo que da vida a esta Aldea sureña, son profesionales con un alto sentido social, que trabajan día a día con vocación, porque saben que con su labor cambian día a día historias de niños y niñas que sueñan con un futuro esperanzador. Ella por su parte, gracias a esta experiencia ratifica su compromiso e inversión con seguirá con la niñez y adolescencia vulnerada.
 
¡Súmate tú también y conviértete en una nueva Ingrid para los niños y niñas de Aldeas, hoy más que nunca necesitamos tu apoyo!