Aldeas Infantiles SOS presente en VI Congreso Mundial de la Infancia y la Adolescencia

La organización destacó que la desinstitucionalización de los niños no es posible sino se acompaña de políticas que apoyen la revinculación familiar con un fuerte sistema de monitoreo y acompañamiento.
 

Aldeas Infantiles SOS Chile participó en el VI Congreso Mundial de la Infancia y la Adolescencia desarrollado en México. También asistió de forma conjunta Observa “El derecho a vivir en familia”, observatorio perteneciente a nuestra organización, que agrupa a distintas instituciones con el fin de contribuir a la restitución del derecho a vivir en familia de los niños, niñas y adolescentes que perdieron el cuidado de sus padres.
La representante de Aldeas Infantiles SOS, Alejandra Riveros Directora de Asuntos Públicos, presentó su estudio “¿Qué pasa después que se pierde el cuidado parental? Un mirada al sistema de cuidados alternativos a la luz de las Directrices en 6 países de la región”, quien explicó que la mayoría de niños que son derivados a cuidados alternativos es debido a situaciones asociadas a la violencia y factores situacionales del entorno que ocasionaron un debilitamiento de las capacidades  parentales de sus familias.
Las directrices de este tipo de cuidados, bajo las cuales trabaja Aldeas Infantiles SOS, están marcadas por las Naciones Unidas, donde se establecen estándares de protección que los estados deben asegurar para el normal desarrollo de los niños, niñas y adolescentes, que han perdido el cuidado de sus padres o que están en riesgo de perderlo.
Desde 2010 Aldeas Infantiles SOS en todos sus programas a nivel mundial implementó como marco de acción lo expresado en este documento, es por ello, que hoy su trabajo se enfoca en trabajar con las familias de origen o extensa para que se recupere lo antes posible la convivencia familiar y comunitaria con sus hijos.
Sin embargo, desde Aldeas Infantiles SOS, consideramos que hoy los sistemas cuentan con falencias de implementación que implican un nuevo foco de conflicto al defender el derecho de los niños, niñas y adolescentes de vivir en familia. Estas problemáticas pueden explicarse por opciones de política pública, falta de recursos humanos y financieros, ausencia de datos estadísticos para mejorar la toma de decisiones, entre otros.
Además, la representante de Aldeas comentó que una de las falencias del sistema es que no existe un correlato entre lo que se legisla y se implementa para la protección integral del derecho a vivir en familia, porque los agentes rectores, en general, no cuentan con la adeucada coordinación intersectorial. Por último, Aldeas destacó como conclusión que la desinstitucionalización de los niños, niñas y adolescentes, sin rebote al sistema residencial, no es posible sino se acompaña de políticas que apoyen la revinculación familiar con un fuerte sistema de monitoreo y acompañamiento.