Los niños de Aldeas Infantiles SOS vivieron un verano inolvidable

Las catorce Aldeas Infantiles SOS se esmeraron por entregar diversos panoramas y actividades para alegrar el verano de los niños y niñas.
 
Quién no recuerda la ansiedad, emoción y entusiasmo que generaba la llegada de las vacaciones de verano cuando se era niño. Aventuras, nuevos amigos, anécdotas y alegría por toneladas envuelven las vacaciones de verano de niños y niñas.
Los niños, niñas y adolescentes de Aldeas Infantiles SOS de Padre las Casas, Curicó y Proyecto Ñuñoa, dieron rienda suelta a la energía y alegría que inunda sus corazones durante vacaciones.
Niños y niñas del Proyecto Ñuñoa visitaron Quintero durante dos intensas semanas en el mes de enero, junto a dos madres SOS. Con la playa a sólo 20 pasos de distancia de sus cabañas pudieron divertirse frente al mar, refrescando este intenso verano 2015.
2.jpg
Además, visitaron la Ciudad Jardín recorriendo lugares típicos de Viña del Mar como el reloj de flores, se deleitaron con la gastronomía viñamarina, dieron paseos en lancha, recorrieron ferias artesanales entre otras divertidas actividades.
Diversión y alegría similar experimentaron los niños y niños de Aldeas Infantiles de Padre las Casas y también de Curicó, quienes pudieron disfrutar del mar, el sol, la arena, juegos infantiles por doquier, paseos en bicicleta, visita a ferias artesanales, jugar con sus hermanos SOS e incluso hacer nuevas amistades.