De Concepción a la ONU


 

Cuando Franco Lumán tenía 6 años, llegó a vivir a la Aldea de Chaimávida, una localidad de Concepción. Tras convertirse en adolescente, la tía Luz, una Madre SOS, asumió sus cuidados. “Me portaba mal, era desordenado en el colegio y muy contestador”, se sincera Franco. Apoyado por el equipo técnico y su hermana Valentina, quien también creció en Aldeas y siempre lo visita,  poco a poco fue cambiando sus actitudes. 

Hoy Franco tiene 17 años, cursa segundo medio y fue elegido junto a tres adolescentes más para representar a los jóvenes de Latinoamérica y El Caribe ante las Naciones Unidas. Fue así como conoció Santiago, Nueva York y por primera vez viajó en avión. No solo socializó con importantes personalidades del mundo político y social en la ONU, sino también compartió con niños de otras naciones.


“Jamás imaginé conocer gente de la India, de Brasil, de Asia, de tantos países. Sé que puedo seguir adelante, vengo con más seguridad y muchos aprendizajes”.

067cec83-575e-43c3-a2f4-3365a5f159ad.jpg

Franco ha tenido grandes aprendizajes durante estos 11 años, cambió sus actitudes, mantiene un vínculo fuerte con su hermana, habló acerca de la importancia de la igualdad de género en el Encuentro de Jóvenes de la ONU que participó. Sin duda, méritos que hoy queremos compartir contigo y que se llevan a cabo gracias a tu apoyo.
 

Conoce a Franco 


 

  • De Concepción a la ONU

    - Cuando Franco Lumán tenía 6 años, llegó a vivir a la Aldea de Chaimávida, una localidad de Concepción. Leer más