Una tía madre

Camilo y su tía hoy son muy felices

Camilo nació en La Granja, donde vive toda su familia materna. “Tío, déjeme aquí, en Vespucio con Santa Rosa, ahí vive mi tía”, le decía a uno de los trabajadores sociales quien a veces lo llevaba al colegio. Es que Camilo guardaba muy buenos recuerdos de su tía Elena. Ella ha criado de forma espontánea a la mayoría de sus sobrinos y ésta no sería la excepción. Apenas supo que él estaba en la Aldea de Madreselvas, de inmediato quiso asumir el cuidado del niño.

“A Camilito lo conozco de guagüita. Quise apoyar a mi hermana en su crianza, pero no se dio de buena forma, hasta que se lo quitaron. Siempre lo fui a ver a otros hogares, pero ninguno de los profesionales nos dijo que nosotros con mi marido podíamos asumir el cuidado de niño. En Aldeas nos guiaron y ahora ya lleva 8 meses viviendo con nosotros”.

Hoy Camilo está en la casa de su tía, sabe escribir su nombre, se porta bien en su sala de clases y se muestra muy adaptado con sus compañeros. “Él solo necesitaba cariño, tiempo y comprensión para salir adelante. Aquí todos queremos que estudie, que sea alguien en la vida”, asegura Elena.

Nos alegra que al igual que nosotros, TÚ creas que lo mejor para un niño es estar con su familia y nos ayudes a trabajar en ello. Hoy Elena es la figura guía y significante en la vida de Camilo, y lo mejor es que él ha vuelto a su barrio, a estar con los suyos.

 

¡Gracias por ayudarnos a unir más familias!

  • Una tía madre

    - Camilo nació en La Granja, comuna donde vive toda su familia materna... Leer más