De camino a la unión familiar

Soledad y Claudia agradecen ser parte de Aldeas

En Ancud, en una de las casa más altas de la Aldea, viven las hermanas  Soledad (9) y Claudia (11). Ambas son dueñas de una personalidad avasalladora y divertida, se acompañan y son muy unidas. Gracias a tu apoyo, ellas van al colegio y sobresalen por su inteligencia. Soledad está en cuarto y Claudia en sexto básico, sus asignaturas favoritas son historia, matemáticas y ciencias naturales. Su mamá SOS las define como muy capaces, alegres y curiosas. Ambas promedian 6.0, calificaciones que les han permitido  postular para recibir un computador como incentivo por sus buenos resultados académicos.
La historia de estas hermanas en Aldeas comenzó en 2010, cuando ingresaron a este programa, por orden de un tribunal de familia, debido a una vulneración de derechos. Ambas agradecen ser parte de Aldeas, ya que se sienten queridas y protegidas, dicen estar a gusto con todo “la casa, las habitaciones, los juegos, las tías”, pero sueñan con volver a vivir con su madre y otros dos hermanos”.

Hoy en día viven su proceso de revinculación familiar. Su mamá y abuela las visitan cada quince días, manteniendo el vínculo con las niñas, lo que las hace muy felices. Los profesionales de Aldeas  trabajan tanto con ellas como con sus familias para lograr que este proceso sea exitoso y no se vulneren nuevamente sus derechos, así como también para que sigan interesadas en sus estudios y futuro, y logren ser Veterinaria y Profesora, respectivamente, como ellas lo anhelan.
Tu aporte nos permite que estas hermanas sientan que en Aldeas tienen una familia, que se extiende no solo a los niños y niñas con los que viven en su casa, sino que con el resto de sus habitantes con los que juegan y comparten a diario en la bella Aldea de Chiloé.

  • De camino a la unión familiar

    - La historia de estas hermanas en Aldeas comenzó en 2010, cuando ingresaron a este programa, por orden de un tribunal de familia, debido a una vulneración de derechos... Entérate aquí...