¡Gracias a ti hoy 593 niños viven hoy en las Aldeas, en hogares protectores y rodeados de cariño!

 

En Chile hace 51 años Aldeas Infantiles SOS entrega entornos familiares y protectores a niños que perdieron el cuidado de sus familias. La visión que prima y por lo que trabajamos es que los niños puedan vivir en hogares seguros junto a sus familias. Por ello, se trabaja con sus padres para conseguir que superen las dificultades y así alcanzar la reunificación familiar.  En ese trabajo, se encuentran los profesionales de Aldeas junto a los padres de Teresa.
Teresa tiene 7 años y es una de las niñas que llegó hace poco a la Aldea de Curicó.  Siempre mostró mucho interés por sus estudios, tanto así, que al cabo de unos meses obtuvo un diploma en su colegio por tener las mejores calificaciones y otro por ser la mejor compañera. "Lo mejor de todo es que mi papá pudo ir al colegio y ver cuando me entregaron los diplomas", cuenta Teresa muy contenta. Osvaldo se veía realmente emocionado en el momento en que nombraron a su hija, le dijo que estaba muy orgulloso y agradecido de lo logrado.
Hoy el equipo técnico de la Aldea trabaja fuertemente con este joven padre para que recupere lo antes posible el cuidado de Teresa y sus otros hijos. “Uno a veces comete errores, pero también aprende y en los talleres he aprendido muchas cosas, que espero pronto llevar a la práctica” asegura emocionado.
En Aldeas se mira al niño siempre con su familia, porque sabemos que este es el ambiente idóneo para impulsar su completo desarrollo ¡Gracias por tu confianza!