Historia de un amigo

“La infancia es un tesoro que hay que proteger”
Mey Santamaría junto a las mamás SOS

Cada vez que habla de niños y más aún aquellos en situación de vulnerabilidad, alejados de sus familias o de niños que a su corta edad han vivido y presenciado situaciones que se alejan de su derecho a vivir como niños, Mey Santa María se emociona.
Es que  esta cubana sabe de sufrimientos en su país y tras ser madre, no concibe que existan tantos niños en hogares de protección. Apenas conoció uno de ellos, quiso apadrinarlo y trabajar de forma mancomunada con Sename.

 Fue así como se inscribió junto a su marido en el programa de familias guardadoras del Servicio Nacional de Menores y hace dos meses recibió en su hogar a un bello bebé de 5 meses. “Admiro a quienes adoptan, porque es un acto incondicional de amor hacia otra persona. La infancia es un tesoro que todos debemos proteger”.

Muy sensibilizada con nuestra causa, Mey Santamaría llegó como embajadora a Aldeas Infantiles SOS, tras ver una nota en Mega sobre el Día de la Madre. “Cuando vi la labor tan hermosa que hacen estas mujeres, me sentí muy conmovida y de inmediato les twittié. Fue así como me invitaron a conocer la Aldea, compartí con ellas y me quedé”.

Se convirtió en embajadora para poder aportar en el desarrollo y crianza de niños que sufren vulneraciones y necesitan una mano cariñosa que les dé tiempo y amor. “Con nuestra rutina diaria es fácil desconectarnos de la  realidad que viven muchos niños, mi mensaje es que nos sensibilicemos con sus historias y que hagamos algo para apoyarles”.
En Aldeas Infantiles estamos muy contentos de tener una nueva amiga para los niños, niñas y adolescentes y seguiremos trabajando para que más gente se sume a nuestra labor.