Madres SOS de Aldeas son celebradas con dulzura y amor gracias a pastelería Cory

Bajo el eslogan “Un gesto dulce, es un gesto de amor” se inicia una alianza entre ambas organizaciones que busca ir en ayuda de los más de 1.800 niños que están en Aldeas Infantiles SOS Chile.

Madres SOS comparten con Andrés Ungar

Nueve mujeres dedicadas al cuidado y protección de los niños y niñas acogidos por Aldeas disfrutaron de un rico y cariñoso desayuno preparado por Cory para homenajearlas en su día. Pasteles, jugos, cafés típicos de la pastelería llenaron de dulzura la mañana de estas madres SOS.  Mujeres que por una vocación de vida y no por lazos sanguíneos, han decidido acompañar y contribuir en la formación de niños y niñas que han sido separados de sus familias biológicas.
En la ocasión, el líder de la pastelería Cory, Andrés Ungar, entregó sus más sinceras felicitaciones a estas madres de corazón por su tan esforzada y comprometida labor y señaló que “desde ya las admiramos por su gran fortaleza y trabajo”. Una de las madres SOS, María Gatica, quien lleva 25 años en la organización y ha criado a más de 40 niños, agradeció la instancia y lo invitó a la Aldea para regalonearlos con su especialidad: sopaipillas y calzones rotos.
aldeas-infantiles-sos-cory.JPG
Con este desayuno parte un trabajo en conjunto por los niños y las niñas de Aldeas. Esta alianza busca levantar recursos mediante campañas digitales entre ambas organizaciones, la realización de actividades con los colaboradores y además, donaciones en dinero bajo la responsabilidad social empresarial de Cory. “Para nosotros es un honor colaborar con esta organización que busca garantizar el desarrollo de los niños y niñas en un entorno familiar protector. Sabemos que todas las acciones son una oportunidad para miles de niños que merecen vivir en un hogar con amor y comprensión. Y lo mejor, es que ambas tenemos un origen austriaco”, señaló Andrés Ungar de Cory. 
En Chile existen 14 Aldeas Infantiles SOS desde Arica a Ancud, las que actúan a través de dos líneas programáticas basadas en el enfoque de derechos de los niños y niñas. La primera de ellas apunta a los Programas de Acogimiento Familiar que, de forma temporal, entregan un entorno protector a aquellos niños y niñas que perdieron el cuidado parental, y se trabaja para que estos niños puedan retornar con sus familias de origen, o encontrar una familia que los cuide definitivamente. Mientras que la otra línea de trabajo es el Programa de Fortalecimiento familiar, que proporciona las herramientas a las familias más vulnerables del país para reforzar y desarrollar sus competencias parentales.

Hoy gracias a esta gran alianza por los niños y las niñas, Cory y Aldeas se unen en una gran mesa de amor para entregar momentos dulces a la niñez y adolescencia más vulnerable del país. Una iniciativa solidaria que nos permite partir este nuevo año repletos de sueños y proyectos, como los tienen los niños y niñas que acogemos”, enfatiza Carolina Assi de Aldeas Infantiles SOS.

Cuando endulzas tu vida con Cory, estás ayudando a los niños y niñas que están en Aldeas Infantiles SOS ¡Porque un gesto dulce es un gesto de amor!