Emotivo encuentro entre madrina danesa y ahijada en Quilpué

Ambas cumplieron su sueño de conocerse en persona, después de 6 años escribiéndose cartas y mandándose fotos y dibujos. Un encuentro que quedará grabado para siempre en sus recuerdos.

Una experiencia y recuerdo para el corazón

Birte de Dinamarca es madrina de Winny, una niña de 11 años acogida por la Aldea de Quilpué desde el año 2009. Durante 6 años, su contacto se redujo solamente al envío de cartas, fotografías y dibujos entre ambas. Con el correr del tiempo, la madrina empezó a soñar con venir a Chile y poder conocer personalmente a esta risueña niña. El sueño tomó forma y, finalmente, a mitad de febrero de este año, la madrina y la ahijada se pudieron abrazar.
Junto a su marido Lars, Birte realizó un viaje a Chile cuyo motivo principal fue ver con sus propios ojos cómo vive Winny y conocer también a sus 6 hermanos y a la madre SOS que los cuida Mirta. La familia entera cooperó para preparar un cóctel de bienvenida y la mamá Mirta se lució con el pastel de choclo. La tarea de Winny y su hermana menor fue preparar el postre. Se esmeraron con una deliciosa torta helada, que quedó tan tan helada que ¡hubo que comérsela con cuchillo y tenedor!

Después del almuerzo los orgullosos anfitriones organizaron un paseo familiar a Viña del Mar y Valparaíso para que la pareja danesa pudiera conocer parte del litoral chileno. Unas ciudades que la pareja sólo conocía por fotos y, junto con Winny, pudieron pasear, recorrer y hasta tomarse un helado por las ciudades costeras más famosas de Chile.
Los ojos de ambos padrinos se llenaron de lágrimas cuando llegó la hora de devolverse a Santiago. Cumplí mi sueño, llegué al Chile que empecé a amar a través de los libros de Isabel Allende, pero sobre todo, ¡conocí en persona a Winny y su maravillosa familia! Voy a recordarlo por el resto de mis días”, confesó Birte emocionada al momento de despedirse.