Niños disfrutan del primer Club Jumbito en el Costanera Center

Los sábados suelen un poco aburridos para los niños y niñas que viven en Madreselvas. Si bien, se dictan talleres y se realizan actividades, nada es más entretenido para ellos que salir de la Aldea. Fue así como muy puntuales llegaron al Jumbo de Costanera Center para disfrutar del primer Club Jumbito del año, una instancia creada por este supermercado amigo para que los niños conozcan de cerca los procesos productivos de cada área. 


Allí les esperaba su gerente, Jumbito y los trabajadores. Partieron por el departamento de frutas y verduras, donde conocieron frutas exóticas, como el mango, y disfrutaron de saludables brochetas de piña con frutilla.

Luego, llegó el momento de descubrir las bondades de nuestro mar y se sorprendieron con una langosta viva, un pulpo, además de los pescados y mariscos que comercializa Jumbo. 

“A mí no me gusta el pescado”, dijo Camila saboreando una rica salchicha. “Pero si éstas son vienesas de pescado”, le respondió con una sonrisa Doris, una de las colaboradoras de Jumbo. 

Los niños también conocieron de cerca el proceso de producción del queso, además del trabajo de panadería y pastelería, pues hicieron panes de flauta e incluso se llevaron sus creaciones a sus casas para mostrarles lo aprendido a sus hermanos y a la Madre SOS. Algunos niños se animaron a armar sándwiches con los panes que ellos mismos prepararon.    


La jornada finalizó con lo más dulce: una muestra de los postres que prepara Jumbo in house. El de manjar con chocolate fue el más apetecido. “Tío, quiero saber cómo se hace esto, está demasiado rico”, dijo Israel. Quedaron en preparar alguno de ellos la próxima vez que fueran.

Pero las sorpresas continuaban, porque los colaboradores de Jumbo tenían preparado un rico almuerzo con pollo asado, papas fritas, múltiples ensaladas y helado. Fue así, como con mucho cariño finalizó una mañana redondita para los niños y niñas que están viviendo en la Aldea de Madreselvas.

Agradecemos a Jumbo por cambiar el día a día de los niños y teñirlos de momentos alegres, y esperamos seguir coreando: ¡Con Jumbo juntos somos más!